Señas de identidad | contenidos digitales

Señas de identidad

Internet ha crecido, el papel del usuario ha cambiado

En esta entrada queremos compartir con vosotros los criterios que nos ayudan a definir nuestras señas de identidad digital.

En junio del año pasado, al finalizar el último de varios proyectos sumamente exigentes que durante años habían absorbido buena parte de nuestras energías, nos planteamos actualizar nuestra página web.

Internet es nuestro medio, desarrollamos en él nuestra actividad desde hace años, pero al analizarlo de un modo más global comprobamos que apenas tres años habían bastado para que tendencias como las redes sociales, las aplicaciones en la nube, el geoposicionamiento web basado en smartphones…, alcanzaran madurez y redefinieran de nuevo el papel del usuario.

Ya no se trataba de actualizar nuestra web, teníamos que partir de cero y diseñar una personalidad digital que nos permitiera tener presencia activa en una nueva realidad en la que, gracias a Internet, lo Virtual y lo Real se fusionan.

A veces al entrar en Internet imagino que intento escuchar a todos los que están conectados en ese momento. Tras una consulta en un buscador, cuando los resultados de la búsqueda se agolpan en mi pantalla, casi puedo oír zumbar los millones de mentes que en todo momento hacen su aporte.

Internet es exuberante y, paradójicamente, a la vez una experiencia íntima, y reflexiva bastante alejada de la improvisación que caracteriza las relaciones en directo entre las personas.

La soledad de la pantalla y el teclado nos proporciona tiempo para comparar, valorar pensar…, entre ese sinfín de propuestas concurrentes, que nos llaman desde los buscadores.

Si la circunstancia lo exige nada nos impide además volver a preguntar una y otra vez de forma diferente, para poder encuadrar desde todos los puntos de vista que se nos ocurra la cuestión que nos ocupa.

Las redes sociales consiguen multiplicar el efecto de una opinión, al aportarle el valor de una intimidad compartida, desconocida hasta el momento. No es lo mismo hablar de coches con un desconocido en un foro que hacerlo con alguien con quien diariamente comparto gustos, aficiones e inquietudes…, la opinión tiene otro peso…, además ahora no solo se habla mucho más, sino que hablan muchos más y de muchas más cosas.

Si las aplicaciones en la nube nos permiten trabajar, y las terminales móviles van con nosotros a todas partes, la posibilidad de interactuar con esos millones y millones de personas es una realidad incuestionable que lo cambia todo.

Estas son nuestras conclusiones:

  1. La web debe ser fácilmente visible. Necesitamos estar bien posicionados en los buscadores para que se nos encuentre con facilidad.
  2. La web debe motivar. Los contenidos y el diseño gráfico de nuestra web tienen que ser capaces de crear un impacto positivo en el usuario en menos de 10” para despertar su interés y alentarle a permanecer en ella.
  3. La web debe ser usable, es decir fácilmente navegable, coherente, clara.
  4. La web debe ser accesible, es decir las personas con discapacidad deben poder utilizarla con facilidad.
  5. La web se construye todos los días. Debe estar realizada con tecnologías estándar que la permita adaptarse con facilidad a condiciones cambiantes.
  6. La web debe ser multi-idioma.
  7. La web debe ser un punto de encuentro con el usuario. Los formularios nos permiten prestarle servicios muy variados.
  8. Estamos en el mundo y por lo tanto debemos ser localizables en los mapas, en Internet…
  9. Las noticias, los boletines electrónicos son servicios útiles para nuestros visitantes y amigos.
  10. Nuestros contenidos deben poder difundirse fácilmente: imprimiéndolos, enviándolos por correo electrónico, sindicándolos…
  11. Un blog es importante. No hacemos lo que hacemos por casualidad. Nuestro blog otorga perspectiva y dimensión a lo que hacemos.
  12. La opinión de quien nos visita es muy importante. Los sistemas de votación, las encuestas de satisfacción nos permiten mejorar y adaptarnos mejor a sus necesidades y expectativas.
  13. Los foros, los álbumes de fotos y en general aquellas aplicaciones que permitan intercambiar experiencias entre usuarios sobre nuestra web y nuestra actividad nos enriquecen a todos.
  14. Las redes sociales nos permiten abrir páginas de nuestra web y nos ofrecen la oportunidad de hacer nuevos amigos.
  15. La web es móvil y por tanto ubicua y permanente.
  16. Analiza tu web, tu presencia en las redes sociales. Te permitirá saber qué es lo que internet necesita de ti, y te ayudará a precisar tu identidad en esta nueva realidad.

 

Nuestro trabajo no está terminado, hemos hecho algunas cosas que nos gustan, otras están en desarrollo. Ten por seguro que siempre te escuchamos y, si te parece, nos escuchamos.

Síguenos en